Ciudadania01
18 diciembre 2014

Ciudadanía Digital: Correcta utilización de la red

Es manifiesto que el acceso a medios de comunicación interpersonal basados en Internet (Redes Sociales, chats, juegos online, WhatsApp…) y la búsqueda de información en ‘la red’ se produce cada vez a edades más tempranas. No sorprende que niños y niñas a partir de los 9 o 10 años se inicien en este entramado de sorprendentes y atractivas aplicaciones que, desde su ordenador o incluso desde sus ‘smartphones’ con conexión a Internet, les abren las puertas a un mundo de extraordinarias posibilidades, pero al mismo tiempo también de peligros. Que sean capaces de hacer un uso responsable de las herramientas que les acompañarán a lo largo de su vida adolescente y adulta depende a su vez de nuestra capacidad y acierto, como padres y educadores, de guiarles e instruirles convenientemente. 

No debemos olvidar que, si como centro educativo pretendemos estimular las habilidades comunicativas de nuestros alumnos, estás no pueden desligarse de estos ‘nuevos’ canales de relación interpersonal. Por tanto, la tarea de instruirles en su uso adecuado y responsable, es importante y va a suponer un reto para colegios y familias. 

En esa línea, en British School of Valencia, realizamos acciones formativas dirigidas tanto a alumnos como a sus familias. Dentro de estas acciones se enmarcan las charlas sobre Reputación e Identidad Digital, destinadas a alumnos de 16 a 18 años y las que versan sobre Ciudadanía Digital y Correcto Uso de la Red, que se impartieron el pasado mes de Noviembre, destinadas a alumnos con edades comprendidas entre los 8 y 13 años (Year 4, 5, 6, 7, 8) y los 16 años (Year 11), así como a sus familias.

Ciudadania02

Ciudadanía Digital y uso correcto de la red, resume los contenidos incluidos en las charlas impartidas en British School of Valencia por D. Vicente García Platas, miembro del cuerpo de la Policía Local de Valencia, dirigidas a alumnos y familias durante los días 18 a 21 de Noviembre de 2014.

A través de estas charlas intentamos que los alumnos aprendan el uso responsable que deben hacer de Internet y de los peligros que pueden acarrear ciertos comportamientos que les pueden poner en el punto de mira de posibles ‘delincuentes’ cibernéticos sin ellos ni siquiera ser conscientes de ello.

Uno de los temas más importantes y que se han tratado de manera especial a lo largo de todas y cada una de las sesiones impartidas ha sido el tema de la privacidad y el uso que hacemos de nuestros datos personales. Se ha informado a los alumnos de que nunca deben comunicarse con extraños a través de la red ya que no pueden estar seguros de quien se encuentra al otro lado de la pantalla. Facilitar cierta información de carácter personal a desconocidos o incluso llegar al punto de quedar con ellos en persona, supone un tremendo error que les puede poner en grave peligro sin saberlo.

A estas edades tan tempranas, otro punto que también preocupa gira en torno a los denominados juegos online; juegos que a priori pueden parecer completamente inofensivos pero que en ocasiones no lo son. Estos juegos pueden llegar a crear adicción además de que facilitan la comunicación con desconocidos a través de foros y chats. Es de vital importancia que los niños aprendan a que la comunicación a la hora de jugar no supone un problema siempre y cuando no se expongan enviando fotografías o proporcionando datos personales a personas que tan solo conocen vía online. Siempre que los niños quieran jugar en este tipo de plataformas deben hacerlo supervisados por un adulto que les guíe y les informe acerca de lo que está bien y lo que no.

Otros temas que se han recalcado en las charlas son que, pese a que en muchas ocasiones no seamos conscientes de ello, en la red no existe el anonimato por lo que debemos ser precavidos con el uso que le damos, con lo que subimos y con lo que decimos. Siempre que queramos colgar una fotografía en una red social en la que aparezca otra persona le debemos pedir permiso. Nunca debemos enviar fotografías comprometidas por teléfono a nadie, y si somos nosotros los que las recibimos, no debemos transmitirlas. Este tipo de comportamiento puede volverse en nuestra contra o sin darnos cuenta, podemos estar perjudicando gravemente la vida de un tercero ya que cuando una imagen sale de un dispositivo, perdemos para siempre su control y aunque la eliminemos seguirá ahí para siempre puesto que nuestra huella digital es imborrable y todo lo que publicamos en la red es público y puede ser utilizado.

El tema del ciberacoso o ciberbullying también está muy presente en las redes, por lo que si observamos un cambio de actitud y de comportamiento en un niño que se produce de manera repentina, si siente tristeza, se aísla, no quiere ir a clase o comienza a padecer enfermedades físicas, este niño puede estar sufriendo acoso y es muy importante que nos percatemos de estos cambios y le hagamos ver que siempre que se sienta amenazado o acosado se debe pedir ayuda a un adulto y que por ello nunca deben tener miedo ni sentir vergüenza.

En definitiva, el tiempo que pasamos en la red y lo que hacemos en ella lo marcamos nosotros. Somos los únicos que podemos controlar lo que hacemos por lo que debemos actuar correctamente, haciendo un uso responsable ya que está en nuestras manos emplear Internet adecuadamente y debemos ser conscientes de ello denunciando cualquier actividad ilícita que nos pueda comprometer o incluso nos pueda poner en peligro.

VOLVER