Promoción 2016

Cristina Madrero Soria

BSV siempre será mi casa porque allí crecí como persona en todos los sentidos. Además de asumir conocimientos, idiomas y aprender las técnicas de estudio tanto teóricas como prácticas que hoy en día me están permitiendo afrontar con éxito la universidad, allí aprendí los valores del esfuerzo. La implicación de los profesores en nuestro crecimiento personal, la prioridad de la disciplina y el reconocimiento del trabajo bien hecho son algunas de las enseñanzas que me llevé tras pasar mi infancia y adolescencia allí.

Por todo ello, en BSV construí los pilares sobre los que apoyaré los proyectos de mi vida, GRACIAS.